Historia de la Familia

La historia de la Bodega Vicente Flors (Les Useres, Castellón) comienza a principios del s. XIX. Nuestra familia inició la actividad vinícola con uvas propias, como la mayoría de los viticultores de la zona, para luego vender sus caldos a los comerciantes de Castellón.

Un siglo después, Vicente Martí Herrero, Vicent de Sidreta, hijo de Joan de Sidreta, junto con su mujer Francisca Miguel Tomás se trasladan a Almazora y abren un punto de venta “al detall” para vender el vino que siguen elaborando en su bodega familiar, la Bodega de Cipriano.

Dolores y Marisín Martí Miguel, las hijas de Vicente, continuarían este negocio familiar hasta 1980, cuando cerró la Bodega Flors.

Años después, Vicente Flors Martí, hijo de Dolores, que ha continuado manteniendo en productividad las viñas, como siempre hicieron sus antepasados, elabora su primer vino en octubre de 2007: vino Clotàs.

Así se inicia la de recuperación de la Bodega Flors continuando la tradición familiar y local para hacer un vino de autor, un vino artesanal en el que destacan la naturaleza y la calidad del producto.